viernes, 7 de junio de 2013

Comenzando el viaje.

Bienvenido, lector@.

Esta primera entrada va dirigida a explicar en qué consiste este blog. Y para ello, debo retrotraerme al pasado, a fin de explicar qué vas a encontrar en cada una de las entradas.

Anthara es el nombre que recibe el plano que he creado para localizar todas las campañas que realizo con mis amigos. Cuando digo campañas y hablo de planos, aludo directamente a los juegos de rol. No voy a explicar qué son estos, pues muchos otros por la red lo harán mejor que yo. Baste decir que este proyecto nació con la idea de generar un espacio donde dejar fluir mi imaginación, y en el que se contasen historias abiertas que mis amigos podrían cambiar. Esa es la esencia de Anthara.


Gonthar, en las Islas Libres

Tras cuatro años de partidas (y las que hubo antes, aun con muchas correcciones), este mundo por fin ha tomado forma y tiene no solo una historia, geografía, sociedades y demás cuestiones propias, sino que además dispone de una esencia firme y única. En el momento en que vi que Anthara se convertía en un mundo más dentro de los tantos que pueblan nuestro libros favoritos, comprendí que había llegado el momento de comenzar a automatizar y estructurar el vaivén de papeles sueltos y demás que tengo rodando por mi habitación y mi portátil.

Ese es el primer pilar en el que baso el nacimiento de este blog: sistematizar la información, pero no con ideas de hacer una enciclopedia, sino aportando pequeñas cosas que, en su conjunto, irán dotando de sentido a todo lo que mueve este mundo. Y como buen historiador del siglo XXI, evidenciaremos todos los aspectos de la vida de los mortales (y dioses), sin centrarnos más en política o economía. Mi idea es que leáis con interés y no resulte pesado o largo. Una lectura de algunos minutos y poco más.

Pero este también es un blog que homenajea a todas aquellas personas que han pisado Anthara, y los que aun tienen que hacerlo. Aquí mis jugadores encontrarán reminiscencias a partidas anteriores, pero también nuevos datos que les resultarán anecdóticos. Para ellos también va este espacio. De hecho, no os extrañe si más de uno aporta sus cosillas: estáis abiertos a ello.


Lestram, Señor de los 9 Infiernos

Entonces...¿Por qué habría alguien que no ha jugado en Anthara leer esto? Bueno, aunque entiendo que eso eche para atrás, a mí no me pasa. Me encanta leer sobre otras ambientaciones, y coger todo lo que pueda de ellas. Es un ejercicio entretenido y que estimula la imaginación. No olvidéis que aprendemos por imitación. Al fin y al cabo, Anthara tiene multitud de influencias: desde Ansalon hasta el mundo del Final Fantasy IX, pasando por Malaz, la Tierra Media, y mundos de compañeros míos. Y sigue en constante evolución.

Espero veros por aquí. Os animo a que comentéis cosas y propongáis temas. Así tendré más claro qué enseñaros =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario